Coplas para hamacarse

La copla es una de las formas poéticas más populares en castellano. Sus versos octosílabos -el verso «natural» del castellano-, la rima asonante en los versos pares y su lenguaje coloquial, la hacen accesible, amena, cotidiana.

Son las preferidas de los niños pequeños, porque tienen una musicalidad evidente, parecida al vaivén de una hamaca….

En el medio de la plaza
suspiraba el tobogán:
«Los chicos suben corriendo,
pero enseguida se van».

En la orilla de la plaza
se reía la calesita
porque al girar cada vuelta
los chicos le hacían cosquillas.

En un rincón de la plaza
lloriqueaba el sube y baja:
arriba le daba vértigo,
y abajo dolor de panza.

En el centro de la plaza
alto volaba la hamaca
con una nena que ansiaba
cazar una nube blanca.

Karina Echevarría

Acerca de kareche

Autora y editora. Profesora de Castellano y Literatura. Especialista en Literatura infantil y juvenil.
Esta entrada fue publicada en poemas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s