Las voces de los animales

El rugido del león
atravesó la sabana
y en respuesta desde lejos
se oyó un leopardo que himplaba.

Parpaban el pato y la pata
y los dieciséis patitos,
mientras que el rinoceronte
respondía con un barrito.

Las palomas en el nido
iniciaron el zureo,
y no estaban conversando:
jugaban al Veo Veo.

Casi al anochecer
se empezó a oír el zumbido
de los mosquitos inquietos
que andaban por los caminos.

Ni en la noche ya cerrada
el silencio se lograba,
porque chirriaban los grillos
y croaban fuerte las ranas.

Karina Echevarría

 

Acerca de kareche

Escritora y editora. Profesora de castellano y Literatura. Especialista en Literatura infantil y juvenil.
Esta entrada fue publicada en poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s