Nana del caracol

Duérmete pronto,

mi caracol.

Cuando despiertes

verás el sol.

Mira la luna

cómo se asoma.

Cierra los ojos,

no hagas más bromas.

No des más vueltas

sobre el rosal,

que deberías

ya descansar.

Duérmete pronto,

mi caracol,

y al desayuno

te daré col.

Deja por fin

esa lechuga,

que está mordida

y es de la oruga.

Ponte el pijama,

hazte chiquito

vete a la cama

y sueña bonito.

Duérmete pronto,

mi caracol.

De albahaca fresca

te hice un colchón.

Cierra los ojos

y las antenas.

Por no ver nada

no sientas pena.

Que ya es muy tarde

para mirar.

Se hizo de noche,

hay que soñar.

Duérmete pronto,

mi caracol,

métete, ya, al

caparazón.

Diles adiós

a las estrellas,

llévate al sueño

a la más bella.

Cierra los ojos

y las antenas.

La luna al fin

se puso llena.

Duérmete pronto,

mi caracol.

Cuando despiertes

verás el sol.

Anuncios

Acerca de kareche

Escritora y editora. Profesora de castellano y Literatura. Especialista en Literatura infantil y juvenil.
Esta entrada fue publicada en poemas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nana del caracol

  1. Juan dijo:

    ¡Qué lindo Kari!

  2. solsilvestre dijo:

    Como siempre es un placer visitarte. Me encantó.

  3. Carmen dijo:

    MUY bonito!!! Lo explicaré a mis sobrinos, les encantará. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s