Hábitos lectores

Un amigo -director de colegio él- me dijo una vez que el hábito lector de los chicos es proporcional a la pila de libros que se acumulan en la mesita de luz de los padres.

Yo no sé si tenía razón, pero seguramente es un indicador interesante. La lectura de los padres incide en los hijos, a veces más que la genética, y la mesa de luz suele ser un lugar en el que se apilan los libros que estamos leyendo, los que estamos releyendo una vez más, los que vamos a leer, y los que nunca tendremos tiempo de leer.

Quizás porque es lo último que vemos antes de dormir y lo primero al levantarnos. Quizás porque creemos que ahí están más a mano, más cerca de ser leídos, como si su ubicación nos diera el tiempo que estamos necesitando para leerlos. O como si presintiéramos que estando ahí ya los estamos leyendo de algún modo.

Rosa Montero decía en ese maravilloso libro que es La loca de la casa, que intuía que tenía otra vida en los sueños, y que en esa vida era otra y tenía otros hijos, otro marido. Yo a veces creo, que dejando los libros junto a la cama, esa otra que me habita en sueños tal vez los lea. Ojalá.

Intenté no ordenarla para la foto, es casi al natural, se las presento: mi mesita de luz.

mesadeluz

¿Y por casa cómo andamos?

Anuncios

Acerca de kareche

Escritora y editora. Profesora de castellano y Literatura. Especialista en Literatura infantil y juvenil.
Esta entrada fue publicada en artículos. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Hábitos lectores

  1. solsilvestre dijo:

    Mi pila baja cuando dejo de ver el reloj despertador…Entonces es cuando decido devolver algunos a la biblioteca, pero en general se parece bastante a la tuya, jaja.
    La mesita de mis hijos encuentra su límite cuando el pilón se viene abajo. Es real que depende de los padres.
    Voy a buscar el libro de Montero, no lo leí y me dio ganas tu comentario. Como siempre, gracias.

  2. kareche dijo:

    Te va a encantar! Te lo recomiendo. Un beso.

  3. Andrés S dijo:

    ¡Es todo cierto! pero creo que lo que más indica es que esos libros son los que a uno les gustaría estar leyendo.
    A mí me pasa que algunos al final no los toco por meses (ya que mi pila es bastante parecida a la tuya, encima en una especie de minibiblio móvil de madera, herencia de familia)
    Saludos

  4. Marcela Odero dijo:

    Qué lindo libro que el “La loca de la casa” ! La pila siempre es alta. Ahora uno es “La filosofía y el barro de la Historia” de José Pablo Feinmann que me lo regalaron mis hijos. Ese es enorme. Siempre hay alguna novela (ahora el Rosa Montero) y algo de Educación. Una pizca de poesía también está buena para la pila. Si además es contagioso, mejor.

  5. Marcela Odero dijo:

    Precisamente. Es Instrucciones… Ni se te ocurra contarme el final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s