Tras las estrellas

Este año 2009 ha sido declarado Año Internacional de la Astronomía. Para estar a tono,  les propongo un recorrido por algunos cuerpos elprincipitocelestes en la literatura infantil y juvenil.

Me gustaría empezar por este que brilla como una estrella en medio del desierto:

Seguramente lo reconocen. En algún momento de mi vida creo que intenté memorizar esta imagen, porque en verdad sentía que debía avisar al autor si el principito volvía. Claro, es el planeta de El principito de Antoine de Saint Exúpery.  Una historia que no tiene edad, y que cada vez que la leemos sentimos a la vez conocida y nueva.  Sí, creo que ya va siendo tiempo de volver a leerla.

lunaSin lugar a dudas, la astronomía y el espacio exterior han sido preocupaciones propias de la Ciencia Ficción dentro de la literatura.  Y si bien no son obras estrictamente infantiles, muchos de nosotros las hemos visitado de pequeños, adolescentes y jóvenes. Pensaba especialmente en Julio Verne y su De la tierra a la luna. Aquel experimento que en 1865 lanzaba a tres hombres a la luna, encerrados en una especie de bala de cañón gigante. En este libro el lector va observando de cerca la luna, a través de las descripciones de los protagonistas, mientras los acompaña en los innumerables inconvenientes que deben sortear. Sin dudas, quienes en 1969 realizaron la hazaña en la vida real deben haberse sentido identificados con estos personajes.

Dejamos la luna atrás para llegar al planeta rojo, Marte. Las Crónicas martemarcianas de Ray Bradbury me impactaron particularmente. Creo que con ellas descubrí que la ciencia ficción podía también ser espacio para la poesía. Sus descripciones de los paisajes marcianos me invitaban a dibujar, aunque sólo fuera con la imaginación. Creo que llegué a imaginarme en Marte. ¡Cuánta desolación! ¡Cuánta ira y decepción de la raza humana se traduce en este libro! ¡Qué espejo tan transparente tiene la humanidad en sus páginas!

En un lugar llamado Tierra, de Jordi Sierra i Fabra podría perfectamente ser una continuación del libro anterior, y espero con esto no haber anticipado el final. Puede también ser la estación siguiente de nuestro recorrido intergaláctiplaneta-tierra-3dco. Como se habrán dado cuenta, no sólo viajamos en el espacio, sino también en el tiempo, porque con este libro hemos llegado a un futuro en el que las máquinas dominan el mundo. Sin excesivas pretensiones ni alarde alguno de maldad, ellas dirigen los destinos de la humanidad. Pero no todo está bajo control. A veces los sentimientos, como vestigios de otras épocas, irrumpen y desacomodan un mundo que parece perfecto.

Podríamos seguir viajando, pero no quisiera hacerlo sola. Seguramente ustedes ya han pensado próximas estaciones, otros planetas, estrellas o soles. Los invito a compartirlas.

Anuncios

Acerca de kareche

Escritora y editora. Profesora de castellano y Literatura. Especialista en Literatura infantil y juvenil.
Esta entrada fue publicada en artículos, reseñas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s