¿Libro o película?

No es una polémica nueva ni novedosa, en realidad. Desde que se inventó el cine y se planteó como alternativa a la literatura, hay defensores y detractores de ambos. Por eso mismo no es mi intención entrar en la polémica, sino hacer solamente algunos apuntes de mis propias sensaciones frente al libro Corazón de tinta de Cornelia Funke y la película homónima recientemente estrenada por estas latitudes del planeta.corazondetinat-libro

Como me sucede siempre en estos casos, tenía muchas expectativas en cuanto a lo que la versión fílmica podía sumar a las imágenes por mí imaginadas. En este sentido, me parecieron estupendas las locaciones. Los paisajes agrestes y las callecitas de esos pueblos europeos – inimaginables para nosotros, americanos –  que tanto pueden ser medievales como del siglo XX. En general la ambientación me pareció muy buena.

Algunos personajes me defraudaron un poco. Esperaba a un Capricornio un poco más repugnante, a una tía Elinor algo más gorda y charlatana, pero no estaban mal.  Sin embargo, cuando el lidust-fingerbro habla de un hombre con el rostro deformado por cicatrices que su peor enemigo le hizo para que nadie pudiera considerarlo hermoso, no espero ver un apuesto joven con apenas tres líneas en el pómulo. Quizás la imagen de Dust Finger o Dedo Polvoriento haya sido la primera desilusión del filme.

Es obvio que una película de menos de dos horas debe suprimir elementos de la historia que originalmente se desarrolla en casi 600 páginas.  Y no está puesta en esto mi crítica. Me faltaron partes que hubiera querido ver, pero acepto que es parte del juego de síntesis que hace el cine. Sin embargo, creo que en algunas partes por el afán de no suprimir, se superpusieron acciones y líneas argumentales hasta el punto de resultar una imagen confusa, cargada de ruido, acción y más caos del necesario para la trama. Creo que aquí es en donde afloran algunas peculiaridades de los lenguajes. La naturaleza lineal del lenguaje verbal nos permite ordenar y “ver” lo que sucede en un orden determinado. En cambio, la imagen va más allá del carácter lineal, en la imagen pueden superponerse acciones. Pero en todo caso son posibilidades y limitaciones de dos lenguajes diferentes: el verbal y el cinematográfico.inkheartpeli1

Finalmente, creo que lo más decepcionante fue un final demasiado prolijo y  la necesidad hollywoodense de no dejar cabos sueltos ni personajes ambiguos. ¿Por qué debía Resa recuperar la voz? ¿Acaso la mudez es un obstáculo para la felicidad? Yo sentía que ese detalle demostraba que no hay felicidad perfecta, porque no me cabía dudas de que a pesar del impedimento de hablar, al final Resa era feliz. Me  gustaba más ese Dedo Polvoriento, que añoraba su tierra sin que nosotros supiéramos bien por qué (en todo caso cada lector se inventaba los motivos) y que podía a veces ser generoso, pero casi siempre era egoísta.  La versión cinematográfica destruyó lo más interesante de su personalidad: era entrañablemente humano en su ambigüedad. Estos cambios que menciono, no tienen que ver con las posiblidades y las limitaciones de los lenguajes, sino con lo que el director quiso suponer en su propia lectura del libro. Creo que es por eso que sigo prefiriendo el libro a la película, porque entonces yo decido qué hacer con los cabos sueltos que los autores dejan para que el lector ate.

Cuando leo, la historia sigue en mi cabeza, y yo adivino o intuyo el destino de los personajes. En la película, en este caso, la historia queda cerrada y me queda la sensación de que alguien ha sido traicionado. No sé si el autor, el personaje o el lector.

Anuncios

Acerca de kareche

Escritora y editora. Profesora de castellano y Literatura. Especialista en Literatura infantil y juvenil.
Esta entrada fue publicada en artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Libro o película?

  1. Pablo (yo) dijo:

    Pero…….

    me contaste el final!!!!

    • kareche dijo:

      ¡Nooooo! ¡Claro que no! En todo caso te conté parte del final de Resa. Pero y ¿Dedo Polvoriento?, ¿Y Mo y Meggie? ¿Cuál es el final de Farid? ¿Y Capricornio? Vas a tener que leerlo…

  2. Ana Lorenzo dijo:

    ¿Sabes?, me ha encantado cómo has expresado lo que suele fastidiarme las adaptaciones cinematográficas de los libros: «la necesidad de no dejar cabos sueltos ni personajes ambiguos»; sí, es justo eso, ahí se pierde toda la magia de la imaginación del lector. Aparte, claro está, de lo que comentas de que un rostro deforme en el cine suele ser una cara con tres rasguños 😉
    No ha llegado aquí la película aún. Cuando llegue, iremos a verla. Lo que hacemos nosotros es leer siempre antes: nada de ver antes las películas. Porque el libro te permite imaginar todo, y la película te da lo que ha imaginado el director, el productor, el director de casting… que a veces está estupendo, oye, pero que te condiciona luego la lectura. Incluso cuando alguna vez el libro no me ha gustado demasiado y la película sí, pero siempre es otra historia.
    Un beso.
    P. S.: Si se han cargado a Dedo Polvoriento, para mí se han cargado al mejor personaje del libro.

  3. Orlan L. dijo:

    Definitivamente (en mi opinión particular), mejor leer el libro! La lectura te permite formar el escenario a tu manera, como lo percibes mientras vas leyendo, personajes y escenarios propios, por lo que te engancha más, comprendes más la historia, en fin, no estas sujeto a lo poco que puede lograr mostrar el director de la pelicula a su manera; la lectura es mas apasionante, en las películas quedan lagunas, cabos sueltos, se omiten detalles importantísimos, sensaciones…Hmmm a ver, un ejemplo… en el libro pudiese decir: “aquel sujeto tenia una mirada penetrante… perspicaz, que me hacia sentir vulnerable y sin secretos, una mirada que helaba la piel” o por ejemplo: “comenzaba el calor del otoño, y las hojas de los arboles se dejaban caer a mis pies mientras una sensación de vacío inexplicablemente me hacia recordar a mis padres, quise regresar a mi casa….”

    Cómo expresaria una película tales situaciones?

    Les invito a que intenten leer alguna buena historia y lo descubran…Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s