Leer x leer

Literatura para chicos y no tan chicos

Posts Tagged ‘dinosaurios’

Un cuento navideño

Posted by kareche en diciembre 22, 2008

El regaloestrella-1

A Carlitos le gustaban los dinosaurios. En sus seis años de vida los había juntado de cartón, de madera balsa, de plástico coloreado o fosforescente, de lata, de corcho, de peluche y de papel maché. Tenía unos chiquitos que alineaba en una repisa sobre su cama, otros más grandes en el escritorio y cientos de ellos en el baúl de los juguetes. Conocía al terrible Tiranosaurio, al más tierno Brontosaurio y había colgado algunos Pterodáctilos de la lámpara.

Ese año, Carlitos pidió para Navidad un dinosaurio nuevo, distinto a todos los demás que ya tenía. Su mamá estaba un poco preocupada porque no estaba segura de que Papá Noel pudiera conseguirlo. Carlitos tenía tantos dinosaurios que parecía imposible pensar en otro diferente.

Los hermanos de Carlitos ya le habían advertido que quizás no le llegara el regalo pedido, ya que era muy difícil de conseguir. Pero Carlitos tenía una confianza total, él sabía que había otros dinosaurios y que Papá Noel le traería uno para Navidad.

El 24 a la tarde cada uno acomodó su media en la chimenea. En la familia seguían la tradición de recibir los regalos en medias especialmente decoradas, y si no cabían allí, Papá Noel los apilaba debajo. Después se fueron a cenar a casa de tía Ethel.

Comieron pollo, carne, ensaladas, y de postre, helado. Más tarde vino el pan dulce, los turrones, las nueces, las garrapiñadas. A las doce de la noche, vieron el cielo iluminarse de fuegos artificiales. Carlitos quería volver pronto a casa para ver su regalo, pero sus papás estaban charlando y brindando, y tuvo que esperar un poco más.

Finalmente, se hizo la hora de ir a casa.

- Carlitos, hijo, no te olvides que el regalo de Navidad no siempre es lo que esperamos.

- Ya sé, mamá, a Papá Noel le gustan las sorpresas.

- Claro, además tiene que traer tantos regalos, que no siempre puede darnos justo lo que esperamos.

- Ya sé, mamá, ya sé, pero estoy seguro, estoy seguro…

- Bueno, bueno, veremos qué nos trajo este año.

estrellita-2Los chicos entraron en la casa corriendo y se detuvieron petrificados frente a la chimenea. Varios paquetes de colores se apilaban junto a ella. Sin embargo, lo que más llamó su atención fue la media de Carlitos. Estaba estirada y a punto de reventar. Dentro de ella algo se revolvía y por la parte superior escapaba brillante e inquieta una larga cola verde.

Posted in cuentos | Etiquetado: , , | 2 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 74 seguidores